In memoriam: Ernesto Palací In memoriam: Ernesto Palací

El pasado día 14 de febrero nos dejó Ernesto Palací Garrido que fuera músico, tesorero, secretario y presidente de la Unión Musical Contestana, dejando a la entidad huérfana de una de las personas más querida por todos. Hijo de Romualdo Palací Pérez, músico fundador y presidente de la Unión Musical desde 1945 a 1952, Ernesto Palací llevaba la Música en la sangre, ingresando en la Banda a muy corta edad con el saxofón como instrumento

Además de músico, Ernesto Palací fue durante décadas directivo de la Unión Musical, donde ocupó los cargos de tesorero, secretario y presidente. Como tesorero tuvo que vivir momentos muy duros para la Unión Musical, cuando las dificultades financieras por la construcción de la nueva sede amenazaron con poner término a la propia existencia de la Sociedad Musical. Gracias al buen hacer de Ernesto Palací al frente de la contabilidad y al esfuerzo de todos los directivos y músicos, la Unión Musical pudo superar aquel trance y levantar su sede, patrimonio cultural de todo los músicos.

Llegado el momento de dar paso a otros más jóvenes, dejó la tesorería, pero no por eso quiso desvincularse de su Banda de toda la vida, asumiendo el cargo de secretario de la Junta Directiva, cargo en el que permaneció hasta hace un año cuando la enfermedad le impidió desempeñarlo. Fue una persona que se ofreció siempre a los presidentes de la Unión Musical para trabajar por la entidad en todo lo que hiciera falta siempre de forma completamente desinteresada. Hasta tal punto llegaba el amor y dedicación de Ernesto Palací a la Música, que en el año 2000 ante la ausencia de candidatos para presidente de la Unión Musical, Ernesto Palací aceptó ocupar el cargo interinamente hasta el nombramiento de un nuevo presidente. Hombre ajeno al protagonismo del que siempre huía, asumió el cargo no por afán de protagonismo y notoriedad, sino por puro sentido de responsabilidad y pasión por la Música, y lo dejó un año después cuando fue elegido presidente Vicente Cortés.

Para los que hemos tenido el honor de trabajar codo con codo con Ernesto Palací en la Junta Directiva de la Unión Musical lo recordaremos siempre como una persona voluntariosa, trabajadora, generosa, de trato y conversación agradable, amigo de todos y enemigo de nadie. Su gran corazón le impedía hablar mal de nadie y hasta incluso le incapacitaba para comprender la maldad ajena. Como contrapartida a tanta bondad, podemos afirmar sin riesgo a equivocarnos que no habrá nadie en toda Cocentaina que pueda hablar mal de Ernesto Palací. Una persona buena de verdad. Un ejemplo para todos los que le conocimos y, en especial, para los jóvenes músicos que también lo estimaban.

La Unión Musical Contestana no fue ajena a la dedicación de Ernesto por la entidad y ya en 1998 le rindió un homenaje al dejar el cargo de tesorero por sus más de 50 años de dedicación a la Música. En enero de 2010 por aclamación de todos los músicos, fue nombrado Directivo de Honor y en Santa Cecilia del pasado año se le rindió otro merecidísimo homenaje por toda una vida dedicada a la Unión Musical Contestana. Los que asistimos al concierto de la banda en El Teular recordaremos el aplauso unánime que todo el público asistente le dedicó en homenaje después de la interpretación de El bequetero por los pardalets de la Banda.

Porque Ernesto Palací no fue una persona estimada sólo en la Unión Musical Contestana, sino que lo fue por todos los que tuvieron el placer de conocerlo. Por eso su funeral, al que concurrió toda la banda debidamente uniformada, fue multitudinario, haciendo pequeña la iglesia de El Salvador que no pudo acoger a todos los asistentes. Como dijo don Ramón párroco de El Salvador en la homilía, hay personas que van por la vida sembrando vientos y recogiendo tempestades y personas que van por la vida dando ejemplo de amor, honestidad, honradez y generosidad y que recogen el cariño de todos. Una de esas personas fue Ernesto Palací que recibió en los últimos momentos de su vida y durante su funeral todo el reconocimiento que se merecía.

La Unión Musical ha perdido a una gran persona, pero nos quedará para siempre su recuerdo y su ejemplo de dedicación generosa y altruista a la Música. Descanse en paz Ernesto Palací.

José Luis Muñoz Huércano

Vicepresidente de la Unión Musical Contestana


El passat dia 14 de febrer ens va deixar Ernesto Palací Garrido que va ser músic, tresorer, secretari i president de la Unió Musical Contestana, deixant a l’entitat òrfena d’una de les persones més volguda per tots. Fill de Romualdo Palací Pérez, músic fundador i president de la Unió Musical des de 1945 a 1952, Ernesto Palací portava la Música en la sang, ingressant en la Banda amb el saxofon com a instrument quan encara era un xiquet.
A més de músic, Ernesto Palací va ser durant dècades directiu de la Unió Musical, on va ocupar els càrrecs de tresorer, secretari i president. Com a tresorer va haver de viure moments molt durs per a la Unió Musical, quan les dificultats financeres per la construcció de la nova seu van amenaçar amb posar fi a la pròpia existència de la Societat Musical. Gràcies al bon fer d’Ernesto Palací al capdavant de la comptabilitat i a l’esforç de tots els directius i músics, la Unió Musical va poder superar aquell tràngol i aixecar la seva seu, patrimoni cultural de tot els músics.
Arribat el moment de donar pas a uns altres més joves, va deixar la tresoreria, però no per això va voler desvincular-se de la seva Banda de tota la vida, assumint el càrrec de secretari de la Junta Directiva, càrrec en el qual va romandre fins a fa un any quan la malaltia li va impedir exercir-ho. Va ser una persona que es va oferir sempre als presidents de la Unió Musical per treballar per l’entitat en tot el que fes falta sempre de forma completament desinteressada. Fins a tal punt arribava l’amor i dedicació d’Ernesto Palací a la Música, que l’any 2000 davant l’absència de candidats per a president de la Unió Musical, Ernesto Palací va acceptar ocupar el càrrec interinament fins al nomenament d’un nou president. Home aliè al protagonisme del que sempre fugia, va assumir el càrrec no per afany de protagonisme i notorietat, sinó per pur sentit de responsabilitat i passió per la Música, i ho va deixar un any després quan va ser triat president Vicente Cortés.
Per als qui hem tingut l’honor de treballar braç a braç amb Ernesto Palací en la Junta Directiva de la Unió Musical ho recordarem sempre com una persona voluntariosa, treballadora, generosa, de tracte i conversa agradable, amic de tots i enemic de ningú. El seu gran cor li impedia parlar malament de ningú i fins a fins i tot li incapacitava per comprendre la maldat aliena. Com a contrapartida a tanta bondat, podem afirmar sense risc a equivocar-nos que no hi haurà ningú en tota Cocentaina que pugui parlar malament d’Ernesto Palací. Una persona bona de debò. Un exemple per tots els que li vam conèixer i, especialment, per als joves músics que també ho estimaven.
La Unió Musical Contestana no va ser aliena a la dedicació d’Ernesto per l’entitat i ja en 1998 li va rendir un homenatge en deixar el càrrec de tresorer pels seus més de 50 anys de dedicació a la Música. Al gener de 2010 per aclamació de tots els músics, va ser nomenat Directiu d’Honor i en Santa Cecilia de l’any passat se li va retre un altre merescudíssim homenatge per tota una vida dedicada a la Unió Musical Contestana. Els qui assistim al concert de la banda en El Teular recordarem l’aplaudiment unànime que tot el públic assistent li va dedicar en homenatge després de la interpretació del bequetero pels pardalets de la Banda.
Ernesto Palací no va ser una persona volguda només en la Unió Musical Contestana, sinó que ho va ser per tots els qui van tenir el plaer de conèixer-lo. Per això el seu funeral, al que va concórrer tota la banda degudament uniformada, va ser multitudinari, fent petita l’església d’El Salvador que no va poder acollir a tots els assistents. Com va dir don Ramón rector d’El Salvador en l’homilia, hi ha persones que van per la vida sembrant vents i recollint tempestats i persones que van per la vida donant exemple d’amor, honestedat, honradesa i generositat i que recullen l’afecte de tots. Una d’aquestes persones va ser Ernesto Palací que va rebre en els últims moments de la seva vida i durant el seu funeral.

In memoriam: Ernesto Palací In memoriam: Ernesto Palací comentarios en «5»

  1. En nom de la familia de Ernesto donarvos a tota la banda el nostre agraiment per les mostres de condol rebudes y per el acompanyament que tingué en el seu funeral.
    Un agraiment espeçial per a José Luis Muñoz per les linies dedicades a Ernesto que es sentiria igual que cuan li fereu el Homenatje per Santa Cecilia, molt content y orgullos.
    GRACIES A TOTS.

  2. TOTS SABEN QUANT EL VOLIEM, I QUANT ENS VOLIA. COM VA DIR DON RAMÓN A L’ENTERRO:
    EL MAJOR HOMENATGE QUE LI PODEM FER A ERNESTO, ÉS DEMANAR-LI A DÉU, SER COM ELL.

  3. Tuve el Honor de conocer a Ernesto, excelente musico y mejor persona. Una persona muy atenta que dedico gran parte de su vida en Honrar la Musica y disfrutar de la amistad de sus amigos y compañeros. DEP.

  4. Ernesto,descansa en paz, la unio musical , tu otra familia, no te olvidaremos, ya que has sido un buen presidente, un buen secretario, un buen musico, un buen amigo ,pero por encima de todo esto has sido algo de lo que bien pocos podemos presumir : UNA BUENA PERSONA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CatalanSpanish